Ramos de novia. Invierno.

En este artículo queremos daros una serie de pistas sobre cómo elaborar vuestros ramos de novia según la estación del año con la que la queramos celebrar. Sentíos libres de imaginar, ¡todas las combinaciones son posibles!

¿Cuándo te casas?

Es muy importante tener en cuenta la estación que vais a elegir. No te va a valer cualquier ramo, y probablemente no encuentres las flores que buscas fuera de su época.

Para ello vamos a listar por estaciones algunas ideas por estaciones, para que puedas empezar a hacerte una idea de lo que más te conviene. Ten en cuenta que nosotros queremos darte las ideas que más nos gustan de ramos de novia baratos.

Pensemos en primer lugar qué quieres simbolizar con tu ramo. El simbolismo en una boda es muy fuerte, y tenéis que tenerlo en cuenta, ya que toda la atención va a estar centrada en la pareja y su oficiante, por tanto, los ramos de novia, junto con el vestido, van a ser el objeto de conversación de las bodas, y con lo que la gente más se va a quedar. Del vestido no podemos comentar nada, pero como nuestra especialidad son los ramos, vamos a ello, y hoy hablaremos de los ramos de invierno:

Colores:

  • Amarillo: energía. Representa a una persona viva, con ganas de empezar su nueva vida y que tiene muchas ideas por delante.
  • Rosa: romanticismo: Estamos ante una persona para quien los pequeños detalles son primordiales, que quiere dedicarse al otro como también quiere ser dedicada.
  • Blanco: elegancia y pureza. Un ramo blanco representa una persona repleta de bondad, candidez, y sin doblez o maldad.
  • Rojo: pasión. Una persona fogosa, con muchas ganas de vivir y de emprender un proyecto de vida sólido y repleto de actividad.
  • Naranja: alegría y belleza. Es un color que no se usa mucho, pero que destaca. Representa una novia con gusto por lo bonito, que se considera así y no tiene miedo a decirlo.

Aclarados los conceptos de los colores, vamos a entrar en la estructura de la selección floral, que es la parte indispensable, ya que tan importante es elegir el color como elegir cómo lo vamos a distribuir.

Invierno

Como decoración general, recomendamos usar elementos como el eucalipto, la lavanda, tonos pardos, un poco de pedrería, lazos anchos de seda o algodón… Piensa en todo aquello relacionado con el invierno y tenlo en cuenta para decorar los ramos de novia.

Algo muy típico durante la estación del invierno es que todo está muy decorado. Viene la navidad, y todo lo decoramos con luces, pino, nieve, piñas… y es éste último elemento con el que proponemos iniciar la elaboración de nuestro ramo.

Ramos de novia con piñas.

Es un detalle muy original que incluso puede ser el elemento central del ramo, decorándolo con otros elementos propios del invierno, como por ejemplo bolas de navidad pequeñas, madera, florecitas pardas…

Nosotros vamos a centrarnos en la incorporación de la piña a la flor, dándole protagonismo a la segunda, y para ello, por ejemplo, haríamos un ramo de anémonas, la flor de algodón, o muérdago y acebo. A título nuestro creemos que las piñas, al ser un elemento innovador que casi nadie usa, deberíamos elegir piñas pequeñas, ya que destacan mucho, y además, cuanto más maduras están, más ocupan, lo que podría romper la armonía de las flores, o restarles significado.

Con este elemento quedan unos ramos de novia muy invernales, muy ricos en color y realmente novedosos.

Ramos de novia con tulipanes.

Otra opción son los tulipanes, flores que encuentras en todos los colores y que pegan con todos los estilos de vestido. Son las flores perfectas para cualquier novia, con ramas muy rectas y líneas muy limpias que tienen un aroma muy agradable y un impacto visual considerable. Son unas flores que puedes combinar como quieras, y decorarlas con casi lo que quieras. Recomendamos unirlas con un lazo de seda del mismo color que las flores, así como no recargarlo con otras flores, aunque sí con más verde.

Ramos de novia con rosas.

Las rosas, por otro lado, son la apuesta segura. Siempre quedan bien y también la puedes encontrar en muchos colores. Puedes decorarlas con flores pequeñas del mismo color, y simplemente añadirles más verdes. Lo conjuntes como lo conjuntes, serán unos ramos de novia exuberantes.

Ramos de novia con peonías.

Las peonías son casi el ramo más hermoso de todos (no podemos decantarnos por ninguno en cuestión, somos apasionados de la flores y no podríamos decir cuál es el más bonito), pero sus flores son muy llamativas, de pétalos delicados y muy abundantes. Si compones el ramo con la flor abierta disfrutarás de una fragancia muy intensa.

Ramos de novia con calas.

Las calas son la elegancia hecha flor. Muy resistentes y estéticas, se presentan en una gran variedad de colores y tamaños, por lo que son flores muy versátiles y que puedes organizar con facilidad. Gracias a su forma, estos ramos de novia dan mucho juego estético, puedes decorarlas como consideres, organizarlas para que miren al centro del ramo, hacia un lado en concreto… Recomendamos decorarla con verde, rosas aún en  estado de yema, para que sean notas de color extra al blanco natural que tienen las calas.

Ramos de novia con orquídeas.

Por su simbolismo asociado al lujo y por su tamaño, las orquídeas combinan con flores pequeñas y en varios colores. Recomendamos hacer ramos en cascada, que llenen el espacio, y se decoren con flores pequeñas que complemente el color, pero que no busquen destacar.

Ramos de novia con anémonas.

Las anémonas son flores casi salvajes, y también se ofrecen varios colores, pero tenemos que elegir con cuidado con qué otro modelo de flor la complementamos, ya que son flores con doble cromatismo, y además muy acentuado. Quedan muy bien si las decoramos con verde de hoja ancha, como el olivo.

Ramos de novia con amarillis.

Las amarilis son flores muy llamativas, ya que tienen el pétalo ancho, grandes estambres, y quedan muy bien en ramos de novia navideños donde queramos un color que acompañe al blanco, siendo suaves.

Ramos de novia con francesillas.

Las francesillas, un tipo de flor derivado de la peonía y la rosa, son unas flores maravillosas repletas de pétalos que quedan de maravilla con flores blancas o amarillas pequeñas. Son flores que recomendamos usar en pequeñas cantidades, pero ya en flor, porque ocupan mucho espacio y son muy llamativas.

Ramos de novia con algodón.

Flor de algodón, el elemento más navideño entre las elecciones florales, podemos encontrarla durante todo el año, pero en invierno tienen gran aceptación, ya que tienen esa apariencia de calidez y suavidad. Puedes decorarla con flores pequeñas, pero no recomendamos mucho verde, ya que su rama es parda, y bordear de color algo que no tiene demasiado es estropearla.

Ramos de novia con flores híbridas.

Aunque como primera opción recomendamos las flores de la temporada, no podemos cerrar este artículo sin mencionar las flores hibridadas de los viveros, que son una maravillosa opción y muy original de cara a nuestro ramo.

Los anturios, los alcatraces, las orquídeas de verano, dalías, lavanda, los lirios de agua, el abeto, granate, y los frutos desecados, elementos increíbles que funcionan tanto como acompañamiento como por sí solos, si se conjuntan bien.

¿Tienes más ideas? ¿Algún otro ejemplo de flor que consideres que debamos saber? ¡Coméntanos y lo incluiremos en nuestro listado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *